Criterio de traducción

Esta traducción fue realizada en la Universidad de Waseda, Tokyo, durante el ciclo académico 2011-13, bajo la supervisión del Prof. Jinno Hidenori y con la gentil asistencia de la Prof. Midorikawa Machiko.

El criterio principal fue el de ceñirse al texto original en japonés clásico.

Las explicaciones añadidas han sido reducidas al mínimo. Ya que el texto es ambiguo y complejo, ciertas aclaraciones son de todos modos necesarias. Para dar al lector la libertad de formar sus propias interpretaciones, el texto agregado aparece en tinta gris.

Para reproducir el ritmo de lectura, preserva la estructura sintáctica del original. Por ejemplo, hay una oración en castellano por cada oración en japonés clásico. La parataxis (la yuxtaposición de dos frases independientes un una misma oración) se indica con un punto y coma. Las expresiones que se repiten en el original aparecen traducidas en todos los casos con la misma expresión en castellano.

En el original el sujeto de una oración casi nunca está indicado y puede cambiar de repente. Esta técnica sintáctica, conocida en castellano como “sujeto tácito”, es una característica común al japonés clásico y moderno, que La historia de Genji lleva al extremo más radical. Todas las otras traducciones deducen e indican un sujeto para cada verbo aun cuando no queda claro en el original, porque el sujeto tácito es imposible en idiomas como el inglés y el alemán. Aquí, en casos así se preserva el uso del sujeto tácito, que por suerte en castellano suena natural.

Hay casos en que en el original el sujeto puede deducirse gracias al uso de lenguaje honorífico. Por ejemplo, el máximo respeto (son-keigo) se reserva para el Emperador y su familia inmediata. Para resolver el problema de los honoríficos, Tyler/Fibla dicen por ejemplo “Su Excelencia” en lugar de “Ministro de la Izquierda” (sa-daijin). Pero títulos así (y también títulos inventados como por ejemplo el de “íntimas” que utilizan Tyler/Fibla), reflejan una jerarquía estática, mientras que en japonés los honoríficos expresan posiciones relativas que varían de acuerdo a la situación. En castellano sólo existe la distinción entre “tú” y “Usted”, que no alcanza para reflejar la complejidad de los honoríficos del japonés clásico. Y que además funciona de forma muy diferente en cada país de habla castellana. No queda más que resignarse y declarar los honoríficos intraducibles. Como consuelo, el traductor al castellano indicar el sujeto puede utilizar las conjugaciones de los verbos para indicar el sujeto. Cuando esto no es posible, en esta traducción se indica el sujeto en tinta gris.

Ocurre a menudo que traductores y editores se guían por las publicaciones en inglés al decidir qué se va a traducir y editar en castellano. Esta traducción es un esfuerzo por conectar Japón con el mundo hispánico sin necesidad de apoyarse en el inglés.

Finalmente, esta traducción adopta un ritmo y una cadencia que permita leerla en voz alta. Hay evidencia de que era así como se leía esta historia, por ejemplo una ilustración del Genji monogatari emaki, siglo 12, (Capítulo “Pabellón Este”, Azuma-ya) que muestra un grupo de damas de la corte disfrutando de la lectura grupal de un texto.

800px-Genji_emaki_azumaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s